Hábitos que pueden ayudarte a mejorar como judoka

En la mayoría de las distintas disciplinas que existen hoy en día, se conforman por gran cantidad de deportistas que buscan continuamente mejorar el rendimiento del deporte que forman parte, bien sea basándose en una dieta alimenticia, entrenando más horas al día o poniendo en práctica distintos hábitos que impulsen el mejoramiento dentro de la disciplina.

Así mismo sucede con las artes marciales y esta vez en específico, estaremos comentándote cuáles son los hábitos que pueden ayudar a que desarrolles un mejor desempeño como judoka.

La preparación mental es fundamental para mejorar como judoka

Si bien el significado de judo (camino a la flexibilidad) hace referencia a la condición física del judoka, no debemos olvidar que para llegar lejos dentro de esta disciplina también hace falta tener una buena preparación mental.

Es por ello que te daremos los primeros hábitos necesarios para desarrollarse en este deporte de contacto.

Vuélvete exigente y crítico con tus propios juegos

Uno de los trucos para mejorar como judoka, se trata de la concentración que debes tener al momento de analizar y estudiar tu juego de judo para rescatar cuáles son tus puntos débiles, movimientos o técnicas que necesitas mejorar o reforzar.

La importancia de la preparación mental es este hábito, es convertirnos en autocríticos de nuestros propios juegos. Esta es una de las mejores maneras para nosotros poder observar los puntos a mejorar como judokas.

Debemos preguntarnos continuamente si estamos empleando técnicas correctas en el momento de un enfrentamiento, como por ejemplo, cuestionarnos qué tan bueno está siendo el juego en el suelo, si empleamos los barridos de pie lo suficiente, entre otras.

Dicho esto, una vez que comencemos a ser detallistas con nuestras tácticas como judoka, podremos comenzar a mejorar en los puntos más débiles y que se nos dificultan al momento de un juego. Con ello, decimos que una de las maneras más eficaces para llegar lejos dentro de este arte marcial, es manteniéndose fuerte mentalmente.

LEER  Boxeador profesional: cosas que tienes que saber si planeas convertirte en uno

La mente debe estar dispuesta a aprender, fallar y mejorar

Las personas que sean atraídas por las artes marciales y en especial el judo, deben saber y estar conscientes de que este deporte necesita una mentalidad dispuesta a aprender, fallar y mejorar.

Es decir, como en toda disciplina se necesita estar dispuesto a aprender técnicas que conlleven al desarrollo como deportista y así, a la mejora del mismo. En suma, de los juegos fallidos o perdidos también se aprende y a partir de ellos, se inicia el trabajo para ser mejor y crecer como judoka.

Recordemos que el judo no es solo un arte marcial en donde existe un límite de conocimientos y que no está en constante desarrollo porque la verdad es que se trata de todo lo contrario.

Todo buen judoka debe estar dispuesto a estudiar este arte marcial y verlo más allá que solo un deporte, cuyo objetivo no solo es pasar del cinturón blanco hasta alcanzar el negro; debe mirarlo desde un punto de vista que se trata de un verdadero arte, en el que constantemente hay más aspectos por aprender y con ello, ponerlo en práctica para desarrollarlo de la mejor manera.

Hábitos para judokas

Escoge una buena escuela de judo

Es posible que para muchas personas la creencia de lo que conforma una buena escuela de judo, se trate de los amplios espacios que esta pueda ofrecer para practicar el deporte.

Ciertamente, el que un centro de práctica de dicho arte marcial cuente con el equipamiento adecuado para los entrenamientos, así como un buen espacio, puede influir en la calidad de aprendizaje que le garantice a la persona.

Sin embargo, en cuanto se trata de establecer y seguir los hábitos correctos para avanzar como judoka, la calidad de la escuela tiene más fuerza gracias a las personas que se encuentran allí y permiten que el desenvolvimiento de cada judoka esté garantizado.

LEER  10 Cambios positivos que tendrás si entrenar artes marciales mixtas

Uno de los aspectos fundamentales que marcan la diferencia en una escuela de judo, es que sus integrantes busquen el beneficio del equipo.

A pesar de que siempre se busca mejorar las técnicas, movimientos y habilidades individuales, el reconocimiento como buen centro de judo se obtiene al comprender la importancia del bienestar mutuo, además de conocer los beneficios que la disciplina tiene para ofrecer.

Así que ya sabes que si estás buscando dónde puedes mejorar los hábitos como judoka, asegúrate de no dejarte engañar por lo grande y atractivo que pueda parecer la escuela donde estés, es mejor que puedas asegurar la comodidad tanto tuyo como la del resto de tu equipo, ya que el conocimiento de la disciplina puedes obtenerlo de otros judokas así como ellos pueden aprender de ti y así, mantener y desarrollar el apoyo mutuo.

Asegúrate de tener el uniforme adecuado

Quizá la explicación de este hábito sea uno de los que más llame la atención, puesto a que no se trata de alguna indicación o truco al mejoramiento mental o físico, sino que tiene que ver con el uniforme adecuado para el entrenamiento de judo.

En este sentido, comenzamos explicando que para cualquier atleta el uniforme que use debe corresponder a la comodidad de su cuerpo en el momento de la práctica.

Y en el judo, deben saber que al hacer uso del kimono o judogi, es netamente necesario que este no moleste al judoka; recordemos en breve que este arte marcial se caracteriza por desarrollar la flexibilidad en las personas, así que una buena práctica no puede darse si el individuo no encuentra comodidad con el uniforme que utiliza para practicar.

Por otro lado, cuando nos referimos a la calidad y comodidad del judogi o kimono, no estamos refiriéndonos estrictamente a que debe buscarse uno cuyo costo sea muy elevado, porque lo que se busca es el bienestar del judoka más no que tenga el traje más costoso y lujoso del equipo.

LEER  Beneficios de entrenar artes marciales

Si en tu escuela de judo tienes un compañero del que conozcas que no se siente cómodo en los entrenamientos debido a que su traje le resulta incómodo para las prácticas, entonces anímale a que consiga uno que le permita sentirse cómodo y que además, le brinde seguridad al momento de practicar.

Recuérdale que estaría haciendo una gran inversión, ya que no se trata de algo que utilizará una vez cada semana, mes o año; sino que será varios días por semanas durante un largo tiempo y por supuesto, su bienestar en los días de entrenar le demostrará mejores resultados como judoka debido a la confianza que se obtiene cuando estás seguro de que tu kimono o judogi está adaptado a tu cuerpo y te haga sentir bien.

Con esta última recomendación que damos, te das cuenta de que puedes emplear uno de los hábitos que acabamos de explicarte: el bienestar mutuo dentro de la escuela de judo; ayudar a un compañero para que pueda sentirse cómodo durante sus entrenamientos, genera un ejemplo para demás personas que se animen a ayudar a los demás.

De dicha manera, se estará logrando que la escuela de judo sea reconocida por la calidad de judokas que la conforman, no solo porque se traten de artistas marciales invictos, sino más por el buen compañerismo que conllevará al éxito personal y de toda la escuela.

Finalmente, esperamos que todas estas indicaciones de los hábitos a emplear puedan ayudarte a mejorar como judoka.

No olvides compartirlo con tus amigos judokas y además, coméntanos qué otros hábitos conoces para el mejoramiento dentro de esta grandiosa disciplina.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: