Konnan habla sobre su experiencia con el COVID-19

El luchador profesional Charles Ashenoff o mejor conocido como Konnan, informó de la aterradora experiencia que vivió cuando se encontraba internado en el hospital a consecuencias del COVID-19.

La actualización sobre su estado de salud lo hizo mediante el podcast “Keepin It 100”. Allí dio a conocer la fuerte situación en la que se vio envuelto debido al coronavirus.

Los primeros detalles que nos dieron a conocer anteriormente fueron por parte de Dave Meltzer, periodista de destacada labor dentro del ámbito de la lucha profesional, artes marciales y otros.

Sin embargo, la información filtrada sobre la condición de salud del luchador profesional, se trataba de una hospitalización por conflictos renales. Seguidamente, el periodista añadió que Konnan también había resultado positivo en la prueba de COVID-19.

Con esos detalles era motivo suficiente para imaginarse lo complicada que podría resultar la situación, pero uno de los datos compartidos por el periodista que más preocupó fue la afirmación de la condición grave y potencialmente mortal en la que se encontraba Konnan.

Para ponerlos brevemente en contexto con las declaraciones del luchador, Konnan tiene un podcast llamado “Keepin It 100 with Konnan” que puede ser escuchado en distintas plataformas como YouTube, Spotify, Apple, entre otros.

El canal de YouTube cuenta con una gran variedad de vídeos relacionados con la lucha profesional y afinidades al tema.

Las declaraciones de Konnan sobre la hospitalización

En un espacio aprovechado de su podcast, Konnan dio todos los detalles en lo que respecta su experiencia mientras estuvo hospitalizado.

Admite que su comportamiento no fue el más adecuado debido a las preocupaciones por encontrarse internado y no poder trabajar para conseguir dinero.

LEER  Origen de la lucha libre en México

Agrega que, los enfermeros designados a su caso estaban muy molestos con él, ya que no quería entender la gravedad del asunto y además no cumplía en adquirir los medicamentos correspondientes para tratar el virus.

Tal y como el luchador señaló, no es una persona que desee saber las malas noticias ni entender lo complicado que es la situación hasta que su médico no tuvo más opción que volverle a insistir sobre las posibles consecuencias que su cuerpo podría tener.

Según Konnan, el médico le dijo que la posibilidad de que su corazón se detuviese y los riñones comenzaran a fallar era de un sólido 60%. Quizá se trató de un método más explícito sobre lo que sucedería si Ashenoff no tomaba seriedad en el asunto y cooperaba.

En suma, este último también dijo que luego de la explicación del doctor, un sacerdote ingresó a su habitación para rezar y hacer una reflexión sobre las cosas vividas a lo largo de los años.

A pesar de que Konnan no es fanático de la religión y la presencia del cura en un principio resultó incómoda para sí mismo, acabó reflexionando sobre las malas situaciones en su pasado, tales como haber consumido alcohol y drogas.

“No tengo problemas para decir que lloré”

Como resultados del examen que realizó sobre los aspectos menos positivos de su vida, se dio cuenta de que esa persona con vicios ya no estaba presente en su día a día.

Declaró que se autodetermina como una persona servicial porque le gusta ayudar a todos aquellos que incluso no formen el centro de su núcleo familiar.

LEER  Historia de las máscaras en la lucha libre

“De ninguna manera hubiera ayudado a tantos tipos que no son miembros de mi familia si no hubiera una parte de mí a la que le guste ayudar a la gente” son las palabras exactas de Konnan.

Finalmente, el luchador profesional agradeció que se encuentra hoy día con vida y que quiere seguir viviendo el tiempo que le quede. Así mismo también concluyó diciendo que la experiencia fue aterradora y que «no tiene problemas» para decir que lloró.

Konnan

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: