Las 8 técnicas de defensa personal más efectivas

Al día de hoy con todo lo que ocurre a nuestro alrededor se ha vuelto prácticamente una necesidad aprender defensa personal a través de técnicas de combates que nos sean de gran utilidad ante una situación de riesgo. Es por esto que para el artículo de hoy hemos decido traer pare ti las 8 técnicas de defensa personal más efectivas a la hora de encontrarte en una situación de riesgo.

Antes de comenzar a mencionar y explicar cada una de las técnicas de defensa personal, te invitamos que busques a una persona con la cual poder practicar dichas técnicas de manera segura, ya sea un profesor que enseñe defensa personal o un amigo cercano.

Personalmente recomendamos que sea un instructor quien supervise tu entrenamiento, ya que él podrá ver mejor tus errores y te ayudará a corregirlos. Una persona experta en el área será de suma importancia para entrenarte para las diferentes circunstancias que pueden surgir a la hora de defenderte.

Además, te recordamos que no existe una técnica de defensa personal que sea infalible, ya que no se trata de cálculos físicos o matemáticos. Es por esto que lo mejor es practicar las técnicas para perfeccionarlas y al momento de emplearlas tengas una probabilidad de éxito mucho más grande.

La 8 técnicas más efectivas de defensa personal

Las técnicas que conocerás a continuación son de las más básicas que se pueda aprender para defensa personal, pero que pueden ser utilizadas en prácticamente cualquier situación de riesgo en la que te encuentres.

Golpe con el tren inferior del cuerpo en los testículos

Gracias a las múltiples películas de acción y videos de pelea que probablemente todos hemos visto, nos es fácil saber que un buen golpe en los testículos con el tren inferior del cuerpo nos ayudará a liberarnos de un ataque. Esta es una técnica de pelea bastante común pero efectiva.

Para ejecutar esta técnica debemos asegurarnos de que no existe algún elemento que pueda estorbarnos para llegar a la zona de impacto. Luego debemos abalanzar la pierna más cómoda para realizar el ataque hacia los testículos aplicando la mayor cantidad de fuerza que podamos.

LEER  ¿Cómo saber cuáles son los mejores guantes para entrenar boxeo?

Si el ataque ha sido efectivo, tendremos tiempo suficiente para colocarnos en una posición cómoda para pelear y realizar otro golpe a nuestro atacante. También nos dará tiempo de correr con ventaja para pedir ayuda en el caso de que la situación sea un poco más complicada.

Pinchazo en los ojos con los pulgares

Esta es una técnica de defensa personal que nos puede ser de gran ayuda cuando estamos siendo atacados de frente y queremos separarnos del agresor para pensar un ataque efectivo o si queremos pedir ayuda.

Para ejecutar este movimiento debemos tener libres o liberar ambos brazos, de modo que podamos tomar la cabeza de nuestro agresor con ambas manos utilizando nuestros dedos índice, medio, anular y meñique. Al mismo tiempo tenemos que hacer presión a los ojos de nuestro agresor utilizando nuestro dedo pulgar, ya que es el único dedo disponible y el que es capaz de aplicar más fuerza.

La presión ejercida por los dedos pulgares generará un fuerte dolor a nuestro atacante, por lo que no tendrá otra opción que soltarnos para evitar el contraataque.

Cabezazo hacía la nariz

Esta técnica de defensa personal es una de las más efectivas y vistas en múltiples situaciones de riesgo. Con el cabezazo a la nariz podemos herir a nuestro atacante y evitar un confrontamiento que puede ser bastante extenso.

Para ejecutar esta técnica debemos tener al agresor a una distancia considerablemente cercana, ya que esto nos permitirá aplicar la fuerza suficiente para hacer un daño considerable.

 Si vemos que la distancia entre nuestro agresor y nosotros nos permite realizar un cabezazo, debemos abalanzarnos hacia él con la mayor agresividad posible e impactar su nariz con nuestra parte frontal de la cabeza, para evitar herirnos nosotros también y golpear con la parte más sólida de la cabeza.

LEER  Origen del karate

En caso de que nuestro agresor nos sorprenda por detrás y nos tenga inhabilitado con sus brazos, también podemos aplicar esta técnica. La única diferencia es que en este caso nos abalanzaremos hacia atrás e impactaremos utilizando la parte de atrás (parietal) de nuestra cabeza.

Codazo a las costillas

Un codazo hacia las costillas en un golpe bastante efectivo para la defensa personal. Sin embargo, esta técnica solo es posible de realizar cuando estamos siendo sujetados por la parte trasera y nuestros brazos están libres para realizar movimientos o en caso de que logremos liberar nuestros brazos de un agarre.

Para ejecutar es técnica debemos tener alguno de nuestros brazos libres para poder atacar. Una vez nuestro brazo esté libre, debemos de encontrar o fabricar un momento en que el agresor ponga al descubierto sus costillas. Luego debemos empujar hacia atrás y dirigir hacia las cosillas nuestro codo con todas las fuerzas.

Un codazo hacía las costillas de manera efectiva nos permitirá salir de un agarre que nos mantenga inmóvil e indefensos ante cualquier otro ataque. Si existe la posibilidad de acertar otro golpe al agresor es importante hacerlo para inhabilitarlo y poder acabar con la agresión.

Luxación de los dedos

Este ataque también es conocido como la llave de la defensa personal y se trata de torcer los dedos de nuestro agresor al sentido contrario de su posición  para causarle daño a la mano. La luxación de los dedos es una técnica que solo puede ser aplicada en un momento preciso, ya que si no se dan las condiciones adecuadas no generará ningún daño.

Para poder ejecutar esta técnica debemos observar la posición de las manos de nuestro agresor y  agarrar alguno de sus dedos y retorcerlo al sentido contrario en que este se encuentre. Esto generará un fuerte dolor que inhabilitará al atacante por un momento.

Pisotón al pie

El pisotón al pie es una técnica de defensa personal que puede ser utilizada exclusivamente cuando el agresor se encuentra muy cerca de nosotros, ya sea al frente, atrás o a los lados.

LEER  Origen, beneficios y estilos del Tai Chi

Para ejecutar la técnica de pisotón al pie, debemos verificar que no existen obstáculos entre el pie de nuestro agresor y el nuestro. Luego se debe agarrar impulso y bajar con la mayor cantidad de fuerza nuestro pie, utilizando nuestro talón como una flecha para impactar a la parte superior del pie de nuestro atacante.

Golpe la garganta

El golpe a la garganta es una técnica de defensa personal bastante efectiva para inhabilitar por completo a un agresor. Este movimiento se puede ejecutar desde prácticamente cualquier ángulo. Sin embargo para mayor efectividad se debe realizar de frente.

Para ejecutar esa técnica, debemos estar a una distancia cercana a nuestro agresor y tener preferiblemente nuestra mano hábil libre. Luego, debemos ejecutar un movimiento con bastante fuerza, con la mano abierta o cerrada apuntando a la garganta para impactar a nuestro agresor. Esto causará una sensación de asfixia al agresor y un fuerte dolor, dificultándole la respiración e inhabilitándolo para atacar.

defensa personal

Patada a la rodilla

Una patada a la rodilla puede sernos de mucha utilidad cuando estamos siendo agredidos. Este ataque nos permite ganar tiempo para huir de una situación de riesgo o nos permitirá ganar tiempo para acomodarnos y realizar otro ataque que nos ayude a inhabilitar a nuestro agresor.

Para ejecutar esta técnica de defensa personal debemos impactar con mucha fuerza la rodilla utilizando nuestro tren inferior del cuerpo, preferiblemente con nuestro pie. Esto causará un grave dolor a nuestro agresor e incluso podría fracturarle algún hueso.

defensa personal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: