Trucos que te pueden servir para mejorar en tu disciplina fuera del entrenamiento

Conoce los trucos que ayuden a fomentar nuestro adecuado desarrollo al formar parte de algún arte marcial que inmediatamente nos convierte en deportistas con propósitos de mejorar nuestro rendimiento en la disciplina.

Es por ello que el factor de la psicología en el deporte es una clave fundamental para encontrar la manera en rendir mejor durante los entrenamientos.

No es de importancia el tipo de arte marcial que practiques en específico o si se encuentran entre los 10 mejores tipos, estos siguientes trucos que te daremos a conocer aplican a cualquier disciplina, así que sin complicaciones puedes ponerlos en práctica.

  • Antes y después de cada entrenamiento: comúnmente cuando las personas comienzan con cualquier tipo de práctica, resultan recordar con más facilidad las técnicas y movimientos que aprenden al inicio y final del ejercicio en general. Quizás aquellas cosas que se enseñan en medio de los entrenamientos queden rápido en el olvido y por ello el truco está en una vez finalizada la práctica, se recomienda tener a la mano alguna herramienta en la que puedas anotar todo lo aprendido. Como por ejemplo, si deseas mejorar una técnica en específico, puedes pedir la ayuda de un entrenador o alumno que esté más avanzado que tú, para que te enseñe a llevarlo a cabo correctamente. Seguidamente, anota lo antes posible y con todos los detalles que recuerdes, al finalizar del entrenamiento.
  • Tomar conocimiento y enseñarlo: las artes marciales en general, tienen una gran variedad de disciplinas. En su mayoría se asemejan en cuando a ser deportes de contacto, pero también están aquellas que tienen sus distinciones y con ello, sus técnicas en particular. Existe un sinfín de movimientos y técnicas de las artes marciales que conocemos y muchas que hasta los momentos, faltan por aprender. Al haber tantas cosas faltantes por aprender, puede que nos abrume el pensar todo lo que falta por conocer del deporte que estamos entrenando. Por consiguiente, algunos que ya tienen mucha más experiencia, aconsejan un truco bastante curioso y se trata de que la mejor forma de aprender es enseñar. Es decir que si buscas manejar cierta técnica, debes consultar con tu maestro para luego enseñarle a otro alumno y de tal manera, alcanzarás el desarrollo deseado en dicho movimiento.
Trucos para las artes marciales

Más trucos recomendados por los expertos de las artes marciales

Te dimos unos primeros trucos como dos claves básicas a aplicar en los entrenamientos de cualquier arte marcial que estés desarrollando, sin importarte que se trate de una en específico como Karate, Aikido, entre otros.

LEER  El origen y la historia de las artes marciales mixtas

Sin embargo, no son las únicas recomendaciones que revelaremos a lo largo de este artículo, ya que todavía quedan más de un par, que también son  de excelente ayuda según lo manifestaron los expertos en artes marciales.

  • Haz que tus objetivos puedan manejarse: este truco está dirigido a quienes se visualizan llegando a lo alto de su arte marcial, no tanto para a aquellos que se enfocan en sus objetivos personales sin exigirse demasiado. Se trata de fijar un propósito estable y en general; por ejemplo: el querer llegar a un combate en los últimos días del mes. De dicho objetivo, puedes sacar unas divisiones que te permitan enfocar sobre todo lo relacionado con el combate y lo que hay que hacer para que suceda. Es decir, partiendo del mismo ejemplo, puedes tomar una clase para enfocarte en una técnica en sí, ya sea porque aún no logras dominarla y necesitas hacerlo de la manera correcta; seguidamente, puedes tomar tres días para aumentar el enfoque en los ejercicios de cardio y con ello, ir ganando más resistencia. Por consiguiente, tomar otro día y planificar todo un plan de combate. Una vez que hayas fragmentado la meta principal en otras más pequeñas, anótalas y dirígete con tu entrenador u otra persona que pueda brindarte apoyo y orientación con lo que quieres lograr.
  • No dejes que tus equivocaciones te desanimen: este es quizá, uno de los trucos que más atención debe tener cualquier persona que esté practicando alguna disciplina, en este caso, arte marcial. Somos humanos y estamos ante cualquier posibilidad de cometer errores y con ello, no nos hará un peor deportista siempre y cuando tomemos dichas equivocaciones para aprender, mejorar y seguir adelante. Sea un maestro, alumno avanzado, nosotros mismos y demás, estamos propensos a cometer errores de los cuales, debemos aprender. Quizá se trate de un día en el que no alcanzaste a ganar los sparrings que habías fijado como corta meta y probablemente tus ánimos decaigan, pero el truco está en que no hay que dejar que los malos pensamientos tomen control completo de nuestra mente y cuerpo, ya que tenemos la solución en nuestras manos al darle un vistazo recordando en los puntos que fallamos y así, la próxima vez las técnicas mejoraran para nosotros y finalmente alcanzar el objetivo propuesto, solo que en esta oportunidad lo lograremos si ya aprendimos de nuestro error.

Descubre por qué crear un hábito durante la práctica de una disciplina es tan importante

Como consejeros en lo que puedes poner en práctica durante los entrenamientos, te explicaremos por qué resulta tan indispensable establecer un hábito como artistas marciales y además, revelamos otro truco que aunque no parezca sencillo, resultará motivador para lograr nuestras metas.

  • Proponernos metas fuertes manteniéndonos en el presente: este truco también viene por parte de expertos, quienes alegan que cuando comienzas a hacer las cosas más difíciles para ti mismo, apreciarás con más intensidad los logros que alcances. Así sea que luego caigas en cuenta que no era necesario proponerte algo tan exigente, una vez que logres este objetivo complicado, apreciarás todos sus beneficios. La mayoría de nosotros no somos artistas marciales de tiempo completo y esa es la razón por la que en algunas ocasiones le quitamos atención a las metas como deportistas y nos enfocamos en otras partes de nuestro día a día. Sin embargo, si nos motivamos y ejercemos presión  continuamente a nuestro enfoque, entonces no tendremos por qué dejar en otro plano los objetivos principales, de tal manera que seguiremos esforzándonos en cada técnica, movimiento y demás que tengamos que mejorar, alcanzando finalmente cada uno de los propósitos establecidos por nosotros mismos desde un principio.
  • Crear un hábito para nuestra disciplina: este último truco parte de que existe una razón que transforma ciertas tareas de nuestro día a día en un hábito y con ello, hay un tipo de motivación que nos impulsa a hacerlas, así se trate de cosas muy pequeñas. Algunos expertos dicen que nada más se necesita un total de sesenta y seis días para establecer un hábito en nuestras vidas y si nos ponemos a pensar en qué se basa nuestra rutina actual, podría tratarse de algo como despertarnos, levantarnos de la cama, revisar algunas de las redes sociales que utilicemos, preparar desayuno y seguir con lo que queda del día. La razón por las que se convierten en un hábito de manera sencilla es porque son tareas que se llevan a cabo sin complicaciones, como el prender la computadora después de desayunar. Ahora, pasando a la parte deportiva, podemos imaginar la cantidad de avances positivos que lograremos si establecemos las tareas de nuestros entrenamientos, como tomar notas, enseñar para aprender, no desmotivarnos y apretar un poco nuestros objetivos. ¿Te haces una idea de lo mucho que puedes mejorar en tu disciplina si creas un hábito de él?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: